Federico García Lorca y 10 poemas destacados

Miembro de la generación del 27, Federico García Lorca nace el 5 de junio del año 1898 en Fuentevaqueros, aunque su familia se mudaría años más tarde a la ciudad de Granada. Su contacto con la música y el dibujo le darían los primeros toques de sensibilidad que años más tarde transmitiría a través de su dramaturgia y poesía, siempre recordando sus primeros años en aquel bagaje rural que le recordaba al campo.

Lorca comienza sus estudios de Filosofía y Letras en 1915 y un par de años más tarde viajaría por España para terminar conociendo a Antonio Machado, inspirador de su primer libro Inspiraciones y paisajes. Una vida prolija donde escribió tanto poesía como teatro, inclinándose  en sus últimos años de vida por la dramaturgia. Muere en 1936 tras ser fusilado en España por su pensamiento liberal.

Federico García Lorca poemas

Se le reconoce por ser el poeta español más leído y reconocido de toda la historia, el cual se caracteriza por tocar temas como el deseo, la incógnita de la identidad, la creación artística como un milagro, el amor y la muerte. En más de una oportunidad demuestra su habilidad en el habla, su pasión por la música y las costumbres rurales de España.

La sombra de mi alma

    La sombra de mi alma
huye por un ocaso de alfabetos,
niebla de libros
y palabras.

        ¡La sombra de mi alma!

    He llegado a la línea donde cesa
la nostalgia,
y la gota de llanto se transforma
alabastro de espíritu.

        (¡La sombra de mi alma!)

    El copo del dolor
se acaba,
pero queda la razón y la sustancia
de mi viejo mediodía de labios,
de mi viejo mediodía
de miradas.

    Un turbio laberinto
de estrellas ahumadas
enreda mi ilusión
casi marchita

        ¡La sombra de mi alma!

    Y una alucinación
me ordeña las miradas.
Veo la palabra amor
desmoronada.

    ¡Ruiseñor mío!
¡Ruiseñor!
¿Aún cantas?

Si mis manos pudieran deshojar

     Yo pronuncio tu nombre
en las noches oscuras,
cuando vienen los astros
a beber en la luna
y duermen los ramajes
de las frondas ocultas.
Y yo me siento hueco
de pasión y de música.
Loco reloj que canta
muertas horas antiguas.

    Yo pronuncio tu nombre,
en esta noche oscura,
y tu nombre me suena
más lejano que nunca.
Más lejano que todas las estrellas
y más doliente que la mansa lluvia.

    ¿Te querré como entonces
alguna vez? ¿Qué culpa
tiene mi corazón?
Si la niebla se esfuma,
¿qué otra pasión me espera?
¿Será tranquila y pura?
¡¡Si mis manos pudieran
deshojar  a la luna!!

La guitarra

Empieza el llanto
de la guitarra.
Se rompen las copas
en la madrugada.
Empieza el llanto
de la guitarra.
Es inútil
callarla.
Es imposible
callarla.
Llora monótona
como llora el agua,
como llora el viento
sobre la nevada.
Es imposible
callarla.
Llora por cosas
lejanas.
Arena del Sur caliente
Que pide camelias blancas.
Llora flecha sin blanco,
la tarde sin mañana,
y el primer pájaro muerto
sobre la rama.
¡Oh guitarra!
Corazón malherido
por cinco espadas.

Las seis cuerdas

    La guitarra
hace llorar a los sueños.
El sollozo de las almas
perdidas
se escapa por su boca
redonda.
Y como la tarántula
teje una gran estrella
para cazar suspiros,
que flotan en su negro
aljibe de madera.

Es verdad

    ¡Ay, qué trabajo me cuesta
quererte como te quiero!

    Por tu amor me duele el aire,
el corazón
y el sombrero.

    ¿Quién me compraría a mí
este cintillo que tengo
y esta tristeza de hilo
blanco, para hacer pañuelos?

    ¡Ay, qué trabajo me cuesta
quererte como te quiero!

El niño mudo

    El niño busca su voz.
(La tenía el rey de los grillos.)
En una gota de agua
buscaba su voz el niño.

    No la quiero para hablar;
me haré con ella un anillo
que llevará mi silencio
en su dedo pequeñito.

    En una gota de agua
buscaba su voz el niño.

(La voz cautiva, a lo lejos,
se ponía un traje de grillo.)

El espejo engañoso

    Verde rama exenta
de ritmo y de pájaro.

    Eco de sollozo
sin dolor ni labio.
Hombre y Bosque.

    Lloro
frente al mar amargo.
¡Hay en mis pupilas
dos mares cantando!

Alma ausente

    No te conoce el toro ni la higuera,
ni caballos ni hormigas de tu casa.
No te conoce el niño ni  la tarde
porque te has muerto para siempre.

    No te conoce el lomo de la piedra
ni el rasgo negro donde te destrozas.
No te conoce tu recuerdo mudo
porque te has muerto para siempre.

    El otoño vendrá con caracolas,
uva de niebla y montes agrupados,
pero nadie querrá mirar tus ojos
porque te has muerto para siempre.

    Porque te has muerto para siempre,
como todos los muertos de la Tierra,
como todos los muertos que se olvidan
en un montón de perros apagados.

    No te conocía nadie. No. Pero yo te canto.
Yo canto para luego tu perfil y tu gracia.
La madurez insigne de tu conocimiento.
Tu apetencia de muerte y el gusto de su boca.
La tristeza que tuvo tu valiente alegría.

    Tardará mucho tiempo en nacer, si es que nace,
un andaluz tan claro, tan rico de aventura.
Yo canto su elegancia con palabras que gimen
y recuerdo una brisa triste por los olivos.

Encuentro

    Ni tú ni yo estamos
en disposición
de encontrarnos.
Tú… Por lo que ya sabes.
¡Yo la he querido tanto!
Sigue esa veredita.
En las manos,
tengo los agujeros
de los clavos.
¿No ves cómo me estoy
desangrando?
No mires nunca atrás,
vete despacio
y reza como yo
a San Cayetano,
Que ni tú ni yo estamos
en disposición
de encontrarnos.

La canción del naranjo seco

    Leñador.
Córtame la sombra.
Líbrame del suplicio
de verme sin toronjas.

    ¿Por qué nací entre espejos?
El día me da vueltas.
Y la noche me copia
en todas sus estrellas.

    Quiero vivir sin verme.
Y hormigas y vilanos,
Soñaré que son mis
hojas y mis pájaros.

    Leñador.
Córtame la sombra.
Líbrame del suplicio
de verme sin toronjas.

Si te ha gustado recuerda que puedes seguirnos en nuestro Twitter, Facebook y leernos en nuestro canal de Telegram.

Si quieres que hablemos sobre algún escritor, poeta, pintor, escultor, poema, cuento, novela o cualquier tema, háznoslo saber en la caja de comentarios. Recuerda compartir en tus redes sociales para que el Cubil Literario siga creciendo. Un abrazo y hasta pronto.

Publicado por J Cortez

Estudiante de Lengua y Literatura, mención profesor. Escritor y Freelancer a tiempo completo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: